El exorcista

The Exorcist (1973)

Curiosidades

Friedkin practicamente tuvo que imponer a Ellen Burstyn como protagonista, llegando a proponer su dimisión si los productores se decidían por alguna actriz más taquillera.
Para conseguir el nerviosismo y la veracidad de los actores a la hora del exorcismo, además del frío y del cansancio, a Friedkin se le ocurrió ir tirando petardos detrás de los actores para crisparlos aún más.
El vómito verde que expulsa Regan, era en verdad sopa de guisante de la marca Anderson. El efecto no salió como tenía previsto el equipo técnico, pues la actriz Linda Blair, que odiaba la verdura, movió su cabeza hacia arriba del asco y el potingue golpeó en la cara del actor, cosa que no especificaba el guión.
Gonzalo Gavira (especialista en efectos de sonido), nunca ha visto la película completa, porque no le llamo la atención, a pesar de haber sido nominado al Oscar por ella.
En la selección del tema principal del Exorcista, el Tubular Bells de Mike Oldfield, no se contó con la opinión de éste, que se negó a ver la película hasta pasados unos años, afirmando que no daba miedo, sino risa.
Se construyó una máquina de 6 cilindros para poder levantar la enorme cama de Linda Blair.
Corre el rumor de que a Linda Blair, que interpretaba a la pequeña Reggan, le fue negado el acceso a la sala del cine donde se estrenaba la película por no tener la edad suficiente para verla.
El hombre que hizo el papel del padre Dyer no era actor, era sacerdote de verdad. En la escena en que Dyer le da la extremaunción a Karras, al cura le tiembla la mano de una forma muy fuerte. No fue un truco, ese temblor era real. La escena se rodó una y mil veces porque a William Friedkin no le convencía la emotividad de Dyer (recordemos nuevamente que no era actor). Friedkin se dirigió al sacerdote y le preguntó que si confiaba en él. El cura contestó que sí y le dio una bofetada tan fuerte que le empezó a temblar todo el cuerpo. Ésto, unido al cansancio, hizo que ese temblor en la mano fuera tan real como su llanto.
William Peter Blatty tan sólo había escrito comedias antes de escribir "El exorcista".
La actriz que se encargó del doblaje de la voz del demonio en España, era tan católica que el día antes de empezar su trabajo fue a confesarse a una iglesia y a pedirle permiso a un sacerdote.
En la escena de la masturbación se usó a una doble, Eileen Dietz. La voz del diablo es la de Mercedes McCambridge. Ambas demandaron a Warner por no aparecer en los créditos, pero sólo ganó McCambridge.
Para los vómitos de Linda Blair se usó puré de guisantes que dos ayudantes bombeaban a través de unas cánulas que iban hasta la boca de la niña y estaban ocultas por el maquillaje, por eso Linda Blair ofrece puré de guisantes a sus hijos para cenar en la parodia "Reposeída".
Se había pensado en Kubrick, Nichols y Rydell para dirigirla (incluso en Spielberg), pero Blatty impuso a William Friedkin
Friedkin había visto una fotografía de un arqueólogo y misionero que se le pareció a Max von Sydow. Por eso le contrató
Durante el rodaje, al lado del nombre en su silla, Friedkin había colocado la imagen de un Oscar y un signo de interrogación.
Linda Blair, la niña poseída, consiguió el papel de su vida. Incluso llegó a autoremendarse en la parodia "Reposeída".
El estudio quería que el papel del padre Karras lo interpretara Marlon Brando. Friedkin se negó y contrató a Jason Miller (padre de Jason Patrick)
Existe un remake de El Exorcista, en forma de serie de televisión. Dura cuatro horas y Peter Fonda hace de Merrin.
El Exorcista tuvo ocho nominaciones al Oscar, pero sólo ganó el guión y el sonido. A Blair le arrebató el Oscar otra niña: Tatum O'Neall por Luna de papel. Friedkin competía con Bertolucci, Bergman y Lucas, pero ganó George R. Hill por El Golpe, que también fue mejor película.
El barbero de James Cagney vio el filme y se hizo sacerdote. Y un amigo del príncipe Charles se inmoló en una iglesia tras verla.
Lalo Schifrin llegó a componer una banda sonora que al final no se utilizó en este filme (el director prefirió el Tubular Bells), pero años más tarde se recuperó para "Terror en Amityville" (1979) de Stuart Rosenberg, donde consiguió con ella una nominación al Oscar.

Autores, bibliografía: Cinemanía alex lagua Marta Patito Tepasmas Jose Ricardo Sanchez Garcia Kim Krauser Monty Fenrir Corleone